jueves, septiembre 14, 2006

Playtesting 2: Perdidos en la tormenta

La segunda partida de playtesting de LRQ fué protagonizada por Aud Gunnhildsdotter, Thorgrim el Rastreador, Thrain el Salado y Svein el Scald Negro.

Antecedentes

Los valles de Vollksund se hallan en una situación estancada: por una parte el aislamiento de la comarca y por otro la práctica inexistencia de intercambios comerciales no auguran un futuro próspero a las familias. Por ello en la última Thing se toma una decisión importante: una expedición formada por miembros de todas las familias se dirigirá en barcas de pesca a una región vecina con el objetivo de hacerse con un drakkar. El poseer una nave de guerra permitiría a Vollksund abrir rutas comerciales al tiempo que recuperaría la sana y antigua tradición del saqueo que tantos beneficios reportó en el pasado.

Muchos son los valientes que se ofrecen para la misión, pero pocos los elegidos. No hay suficientes naves de pesca para todos y no se puede comprometer en la expedición a todas las embarcaciones de que disponen los habitantes de Vollksund para la pesca en el fiordo y en mar abierto.

Naturalmente, entre los expedicionarios se encuentran los PJs, que ocuparán la barca propiedad de la familia de Thrain el Salado. Todos ellos son jóvenes, pero valerosos y temerarios.

Los preparativos

Durante los días previos las familias de los expedicionarios se vuelcan en ellos y los equipan con las mejores armas y armaduras que poseen. La tripulación de cada barca se organiza por su cuenta y riesgo y aunque se trazan planes nada se concreta puesto que nadie sabe qué encontrarán en el viaje.

La última noche se celebra un banquete en honor de los que partirán y aflora la enemistad entre varios de ellos en el encuentro verbal entre Olav Olavsson, hijo del Jarl Olav el Anciano y jefe de la expedición y nuestro bardo Svein el Scald Negro. La disputa es cortada secamente por Urda la Gris que consulta las runas y ante el asombro de todos y su propia estupefacción transmite la voluntad de las Nornas:

- "El éxito de expedición y el futuro de Vollksunnd se decidirán a manos de un mago".

El oráculo cae entre los presentes como una ominosa amenaza y Urda y las Ancianas abandonan inmediatamente el banquete.

La Partida

Al amanecer la playa presenta mucha actividad: los tripulantes de la expedición están cargando las barcas con víveres, armas y herramientas para el viaje ayudados por sus parientes y allegados. Las barcas parten de forma desigual y nuestros PJs constatan que el no haber preparado suficientemente el viaje hace que su barca comparada con las demás parezca una tienda flotante. Incluso insisten en cargar la red de pesca ante el asombro de los presentes y zarpan con la barca cargada hasta los topes y sin apenas espacio para moverse en ella.



Al salir del fiordo se manifiesta el verdadero espíritu de equipo de la expedición: sólo Thrain rema "ayudado" por Aud mientras que al amparo de la bruma Svein y Thorgrim chapotean el remo en el agua sin ninguna intención de remar.



El Viaje

La primera noche las cuatro barcas se agrupan en alta mar y disfrutan de una cena compartida. Svein el Scald Negro canta bajo las estrellas y el arrullo del mar los entrega en brazos del sueño más profundo. A pesar de su situación la barca de nuestros PJs decide hacer turnos de guardia para pasar la noche, que transcurre en calma.

Y el nuevo día les trae un tiempo algo más movido. El viento es fuerte y el cielo se cubre de nubes cada vez más y más oscuras. A pesar de los intentos de Thrain de maniobrar la embarcación nuestros protagonaistas se alejan cada vez más de las otras tres embarcaciones y acaban enfrentándose solos a una violenta tormenta. La temeridad de Thrain hace que no repliegue las velas intentando controlar la embarcación y el viento las acaba desgarrando hiriendo a Aud. Afortunadamente el mástil no se rompe pero varios paquetes y partes del equipo acaban siendo barridos de la cubierta y tras largas horas de lucha contra el viento, el mar y el cansancio nuestros PJs acaban resignados y agotados atándose a la nave para no caer en el agua y pierden el conocimiento.

Baldric el Pescador

El mar mece suavemente los restos de la embarcación cuando el grupo empieza a despertar. Las barbas han crecido, parte del equipo se ha perdido y se hallan frente a una costa de playas tras las cuales se extiendes prados. Frente a ellos, una barca de pesca varada muestra el inicio de un sendero que conduce a una casa en el interior.

Así conocen a Baldric el Pescador y a su esposa, que aunque no podrán ayudarlos a reparar la embarcación les indican que sorprendentemente se hallan en la costa de Sajonia bajo dominio del rey danés y les ofrecen su techo y su fuego para que se recuperen. Una cena de pescado con nabos les ayuda a recuperar fuerzas y conocer mejor a sus anfitriones. Viven en la pobreza y su único hijo superviviente de varios sirve desde hace un año en un drakkar del rey danés. No han abandonado estas tierras hacia la aldea más cercana a dos días de camino en el sur por una buena razón: cuidan el caballo y el carro que una guarnición utiliza en el interior para relevar la guardia cada mes, cuando un drakkar danés desembarca provisiones y un pago generoso para Baldric por sus servicios en especias.
Ni la esposa de Baldric ni él mismo son muy propensos a hablar de la guarnición, pero el hidromiel que han salvado de la tormenta ablanda las voluntades y acaban sabiendo que en la guarnición se custodia a un sólo prisionero: Hans el Desterrado, hermano maldito del Rey de Dinamarca y desaparecido de las tierras conocidas muchos años atrás. La Guarnición-prisión se encuentra en el centro de una torre que se erige sobre las aguas de un lago de aguas negras y profundas que alberga a monstruosos seres.

El drakkar del rey danés con el relevo no regresará hasta dentro de tres semanas, así que ante la insistencia de los PJs Baldric accede a dejarles el carro y el caballo de la guarnición para que se dirijan hasta allí...





Continuará...

2 comentarios:

Menécrates dijo...

Impresionante reportaje!

Las cosas fueron tal como las cuentan pero Svein el Negro, en próximas crónicas, desvelará su carácter heróico....

Svein

Carrotix dijo...

Falta la crónica de la segunda parte: el asalto a la torre. De hecho allí Svein mostró mucho coraje al enfrentarse desarmado a Oleg el Rompecráneos en el puente de la torre-prisión. :D